jueves, 15 de mayo de 2014

Nunca más

Después del cielo, de paraísos multicolores y los universos infinitos me quedo acá inevitablemente rota,
sintiendo que nunca más volveré a ser la misma.


Nunca más volveré a sentir de la misma manera, 
nunca más volveré a tener fe ni volveré a mirar igual
Mi cuerpo tampoco volverá a ser como solía serlo,
no albergaré soles en mi entrañas ni volveré a explotar de tanto sentir, 
de tanto querer...


Puedo engañarme con los mejores disfraces, ofrecerme mis mejores y más elaboradas excusas pero sé desde cada partícula de mi ser que ya no soy ni volveré nunca más a ser la misma. 
Nunca más voy a soñar como lo hacía, 
no volveré a despegar los pies de la tierra. 
Nunca más voy a dejar volar al pájaro azul.
Mi corazón no volverá a latir igual,
 ni hoy,
 ni mañana 
ni nunca más.

Siempre, desde el primer momento supe que este dolor no podría llevarlo en el cuerpo una vez más sin dejarme morir un poco, 
y hoy después de tantos días oscuros, tantos días de mares de lágrimas y recuerdos, 
me doy cuenta que aquí estoy inevitablemente rota 
teniendo la certeza que no existen los finales felices 
y que el amor no es más que una construcción social.

2 comentarios:

Roxana Olave Soto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alma en vela dijo...

nunca más?
Pero si la vida es eso, sazones y desazones, pero mejor aún es tener la posibilidad de conocerlos y probarlos todos... hay quienes solo conocen algunos matices de éste mundo tan propio y lleno de altos y bajos...
Mejor respirar bien hondo y "disfrutar" el momento de dolor, vivirlo, dolerse en lo más profundo,quebrarse en mil pedacitos, porque luego viene la mejor parte, reconstruirse, reinventarse, reconocerse y disfrutar de sí mismo!
Saborear cada momento es vivir y eso precisamente es todo lo que haz escrito, el sabor del momento que por amargo que sea es un nuevo color del universo de colores del vivir.

 
Real Time Web Analytics